Formas Externas versus

Fórmulas el Feng Shui Clásico

Las formas externas tienen más impacto que las formulas, en el feng shui de cualquier edificación; cuando no hay buen Qi en el ambiente externo, es poco lo que los cálculos internos pueden hacer. La comercialización del feng shui, le ha dado mucho énfasis a las fórmulas, logrando que las personas se olviden de las formas externas. Estas formas, principalmente el ambiente natural, influye significativamente sobre la calidad del Qi. Formas externas benevolentes, propician incremento de la calidad de vida y oportunidades de éxito

En el feng shui clásico, tenemos dos maneras para analizar el Qi 氣 de una edificación: A través del Luan Tou o análisis de las formas externas y a través del Li Qi o análisis del patrón de Qi, calculado con fórmulas especiales

El Luan Tou o formas de la tierra

Es también conocido como el Sistema San He o Escuela de las Formas. Se utiliza para evaluar la calidad del Qi proveniente de las formaciones naturales o artificiales, del ambiente externo

El Li Qi o flujo del Qi

Es el “Sistema San Yuan” o Escuela de la Brújula; se utiliza para feng shui de interiores; para manipular e intervenir el Qi que se recoge desde el exterior

Dado que el feng shui interior necesita atrapar y mejorar el Qi que viene del exterior, el Luan Tou debe ser aceptable; solo así, se puede considerar que una edificación tiene buen feng shui. Es decir, la eficacia del Li Qi depende del Luan Tou

Por esa razón, las formas externas, representa aproximadamente el 75 % del feng shui en cualquier edificación; la práctica del feng shui que no tome en consideración el Luan Tou, tendrá resultados limitados o cero resultados

Atrapar el Sheng Qi, es el secreto del feng shui

Sí, tan simple como eso. Encontrar el Sheng Qi, recogerlo y potenciarlo, es la meta de todo practicante de feng shui. El Sheng Qi, es la fase más vibrante del Qi; proviene de las formaciones naturales, de la conjunción de las montañas y aguas presentes en el entorno. Las montañas son fuerza yin y el agua de los ríos, lagos o mares son fuerza yang. De la unión correcta de estas fuerzas, nace el Qi presente en el entorno externo

Las formas externas que acompañan un sitio, nos pueden indicar la calidad del Qi que recibe. Cuando el entorno externo es correcto, el feng shui de una edificación tiene cualidad; sus efectos, se manifiestan a través de un incremento de la calidad de vida de los habitantes. Por el contrario, un mal entorno externo, frena oportunidades y disminuye el bienestar

Es importante que las formas externas naturales, no estén acompañadas de objetos destructivos. Las formas externas, también incluyen objetos fabricados por el hombre; ellos, aunque no tienen capacidad de generación de Qi, pueden transformarlo

Sha Qi de Flechas Venenosas

Los objetos destructivos, se conocen popularmente como “Flechas Venenosas” por ser capaces de envenenar el Qi. Los más comunes son: Calles agresivas, de tráfico violento, en forma de T o Y; torres de electricidad, cableados del servicio eléctrico; basureros, aguas estancadas; edificaciones con formas agresivas; etc.

Una edificación rodeada de cualquiera de estos objetos, está recibiendo Qi negativo, aun cuando las formaciones naturales presentes en su entorno sean benévolas

Con esta información puedes proceder a realizar una evaluación sencilla de las formas externas que rodean tu edificación

Para ello, debes tomar en cuenta, todo lo que la rodee, dentro de un rango relativamente cercano y que pueda ser visible desde la misma. Mientras más cerca esté, más fuerte será su impacto en el feng shui. Una montaña visible a 5 kilómetros, tendrá menos efecto que una montaña ubicada a 500 metros

Ubica el agua real o virtual como calles, avenidas, espacios abiertos. El agua, como conductor y colector del Qi, puede potenciarlo o transformarlo en Sha Qi. El agua debe fluir suave y sinuosa hacia la edificación. Calles con tráfico violento, son por lo general una fuente de Sha Qi

Es posible que no te resulte sencillo reconocer las buenas montañas y sobre todo el tipo de Qi que están generando; sin embargo, para comenzar, es suficiente con que ubiques cualquiera que puedas visualizar. Toma nota que, al menos hasta el año 2024, es favorable tener buenas montañas naturales en las direcciones oeste, noroeste, noreste y sur

También es factible que no visualices formaciones de agua o montaña naturales y en consecuencia, debes recurrir a evaluar las virtuales. En la adaptación moderna del feng shui, tomamos en consideración que en el ambiente urbano, encontraremos las edificaciones rodeadas por otras estructuras, calles, avenidas, vías de comunicación, etc.; todas estas características, pasan a considerarse formaciones virtuales, sin capacidad de generación de Qi sino de transformación

Evalúa el Feng Shui Interno

Por último, evalúa el 25% restante del feng shui de tu edificación; para ello, necesitas “Formulas Especiales” que permiten trazar el patrón energético del Qi dentro de las edificaciones. Estas fórmulas, las encuentras en cualquiera de las escuelas del Sistema San He, como por ejemplo, el BaZhai, Xuan Kong o Xuan Kong Blanco Púrpura. Al usar cualquier sistema de feng shui para interiores, debes recordar que las estrellas, derivadas de las formulas, dependen de las formas externas

Con buenas formas externas, una estrella negativa podrá no tener ningún efecto.
Con malas formas externas, hasta las estrellas positivas mostrarán su lado perjudicial o simplemente convertir el espacio en una zona neutra


Copyright ©  Leyda Ramírez
Consultas son bienvenidas en el foro de mi Red Social Ning

En mi Red Social Ning, somos una comunidad de más de dos mil miembros, apasionados por el arte del feng shui y otras metafísicas chinas. Allí puedes colocar cualquier consulta que con mucho gusto responderé Únete